Valores urbanos que justifican un acuerdo de custodia urbana

http://plantemnos.files.wordpress.com/2012/05/dsc_32051.jpg

Calçotada popular en un huerto de Terrasa impulsado por el colectivo Plantem-nos

La razón de ser de la custodia del territorio es la existencia, en un lugar determinado, de una serie de valores naturales, culturales o paisagísticos que justifican que se de el acuerdo de custodia.

En el caso de la custodia urbana, puede resultar interesante establecer acuerdos tanto en espacios urbanos donde existen unos valores relevantes como en otros donde hay un valor potencial destacable, ya sea porque históricamente lo tenían o porque se podría generar de nuevo. Por tanto, la custodia urbana puede ayudar a conservar valores existentes y también a recuperarlos o generarlos.

Existen diversos tipos de valores que pueden justificar una actuación de custodia urbana. Los espacios verdes urbanos y periurbanos son elementos con valor natural y ecológico, ya que son hábitats donde pueden vivir una gran variedad de especies de flora y fauna (ver natura urbana). Por otra parte, la ciudad dispone de muchos espacios que transmiten belleza, como es el caso de muchos monumentos (fuentes, esculturas, etc.), edificios o jardines. Este hecho les otorga valor desde el punto de vista estético. Algunos de estos espacios y elementos urbanos pueden tener, además, valor simbólico e identitario, fruto de la identificación que hacen con éstos determinados colectivos sociales. Todos conocemos casos de movilización social para proteger espacios y elementos urbanos amenazados (monumentos, edificios, árboles monumentales, etc.) que se han podido conservar gracias a la presión social.

Otros espacios urbanos destacan por su capacidad para proporcionar beneficios sociales, convirtiendo sus elementos en recursos. Es el caso de los huertos urbanos, que tienen, entre otros, un valor productivo. En relación con el uso (ocio, movilidad, educación…) que hace de un espacio un determinado colectivo, los espacios urbanos también pueden tener un valor social. Entre estos espacios con valor social encontramos los parques urbanos, los caminos, los equipamientos sociales y otros espacios de encuentro y de interacción social, los jardines, los huertos, etc.

Anuncios

Acerca de jromerolengua

Emprendedor ambiental, social y espiritual. Ciclista urbano convencido. Amante de la vida sencilla. Minimalista y explorador gestáltico. Ambientólogo consultor 2.0. Socio director de Espai TReS · Territorio y Responsabilidad Social. Autor del libro "El rebost de la ciutat. Manual de permacultura urbana" http://bit.ly/lRb70F
Esta entrada fue publicada en Reflexiones prácticas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s