La custodia urbana: una estrategia de participación activa para construir ciudad (y II)

La custodia del territorio se define como un conjunto de estrategias y técnicas que intentan generar la responsabilidad de propietarios y usuarios del territorio en la conservación de sus valores naturales, culturales y paisajísticos y en el uso responsable de sus recursos. Requiere la implicación directa y activa de la sociedad civil, por una parte, y de aquellas personas que son propietarias o usuarias de terrenos forestales, agrícolas o urbanas, por otra parte. Se materializa a través de pactos voluntarios, llamados acuerdos de custodia, que se establecen entre las entidades de custodia del territorio y los propietarios de los terrenos a conservar, y que fijan compromisos por las dos partes dirigidos a mantener o recuperar el patrimonio natural o cultural de las fincas objeto de estos pactos.

Los acuerdos de custodia se suelen fijar por escrito en un contrato y suponen una colaboración continua entre la entidad y el propietario, con una duración también pactada, que beneficia las dos partes: a la entidad, porque con los acuerdos contribuye a cumplir su misión; y al propietario, porque obtiene soporte técnico y, en algunos casos, recursos económicos o humanos para gestionar su finca o parcela, además de reconocimiento social y satisfacción personal por el hecho de contribuir a la conservación de la naturaleza y el patrimonio del país.

Hasta ahora la custodia del territorio se ha aplicado principalmente fuera de las ciudades, en ámbitos tan diversos como los espacios fluviales, el ambiente marino o las fincas agrícolas o forestales. Sin embargo, la aplicación de la custodia del territorio en la ciudad (custodia urbana) puede ser una herramienta de gestión muy útil para recuperar determinados espacios marginales para el disfrute y uso de los ciudadanos.

En este sentido, la custodia urbana puede ser especialmente útil para las entidades interesadas en promover la creación de huertos urbanos o espacios enjardinados en la ciudad destinados al uso público ya que, por ejemplo, permite la implantación de estos espacios en terrenos clasificados como suelo no urbanizable (siempre que este suelo no sufra un proceso de transformación urbana) a través de arrendamientos temporales o acuerdos de custodia con los propietarios.

Con el objetivo de profundizar en su potencial aplicación en la ciudad, el presente blog pretende servir de guía de oportunidades del uso de técnicas de custodia del territorio para la implantación y gestión de huertos y jardines urbanos. Para ello, y teniendo en cuenta que se trata de un campo experimental, se en los próximos posts se presentarán experiencias de gestión de espacios verdes urbanos de diferentes ciudades, y se definirán las oportunidades para la custodia de este tipo de espacios urbanos teniendo en cuenta el papel que puede desarrollar cada una de las partes implicadas en el acuerdo de custodia (promotor, propietario del espacio, entidad de custodia, ciudadanía).

Anuncios
Publicado en Reflexiones prácticas | Etiquetado | Deja un comentario

La custodia urbana: una estrategia de participación activa para construir ciudad (I)

Uno de los grandes retos de la sociedad urbana actual es conseguir una transición hacia una sociedad en red. En este nuevo escenario, no se trata tanto de contar con el conocimiento tecno-científico, sino de movilizar a un colectivo, más o menos grande y coordinado, para desarrollar proyectos y acciones colaborativas para lograr unos objetivos específicos.

Tal como plantea Juan Freire con su enfoque del urbanismo emergente, la participación ciudadana surge como motor de este proceso, pero entendida no sólo como debate y deliberación, sino especialmente como acción directa en la “construcción” de la ciudad. Ahora bien, la participación puede tomar muchas formas, desde las más modestas y limitadas hasta las más profundas y completas. En este sentido, se reconocen tres niveles de participación según el grado de implicación e intervención de la ciudadanía en las políticas públicas: la información a los interesados; la consulta donde los ciudadanos opinan sobre una cuestión y sus puntos de vista son estudiados y considerados por la Administración; y la decisión conjunta, donde los sectores interesados o afectados por un tema son invitados a estudiarlo, discutirlo y, finalmente, a participar en el proceso de toma decisiones.

En el contexto del urbanismo emergente, la participación ciudadana tiene un significado profundo y activo, y  requiere de tres condiciones: 1) información; 2) presencia de “espacios” de comunicación que podríamos asimilar a los espacios públicos (sean espacios urbanos “analógicos” o plataformas digitales); y 3) capacidad  de toma de decisiones.

En este nuevo marco de construcción de la ciudad, las viejas fórmulas de participación ciudadana reactivas (Top-down) han quedado obsoletas en la mayoría de casos. Por tanto, resulta necesario diseñar escenarios para la participación y la creación ciudadana en los espacios públicos, de tal manera que se produzca un empoderamiento ciudadano que provoque la apropiación de la tecnología y la información. Entre estos espacios públicos, destacan por su importancia en la estructuración y funcionalidad del ecosistema urbano, los espacios verdes urbanos y periurbanos, en forma de espacios enjardinados y huertos urbanos.

La custodia urbana es una estrategia de participación activa que permite la implicación de diversos agentes. Esta estrategia puede ser muy útil para “construir” ciudad a través de la apropiación de estos espacios verdes que pueden satisfacer diversas funciones sociales y ambientales (educativas, productivas, de seguridad alimentaria, culturales, ambientales, etc.).

Publicado en Reflexiones prácticas | Etiquetado | Deja un comentario

Ha nacido custodia urbana

¡Bienvenidos a custodia urbana, el blog para los que piensan que otra ciudad es posible!

Se trata de un espacio de encuentro para las personas interesadas en la custodia urbana, donde se pretende transmitir el potencial que tiene esta estrategia para la creación de espacios verdes en la ciudad, así como para facilitar el entendimiento entre los diferentes agentes implicados en la gestión y el uso de estos espacios.

De manera periódica, se actualizarán contenidos sobre la custodia del territorio, y en concreto su aplicación en los entornos urbanos, se explicarán casos de buenas prácticas y motivará a los lectores a intercambiar sus experiencias.

El blog custodia urbana es un proyecto realizado por Jordi Romero Lengua, socio director de X3 Estudis Ambientals, en el marco del curso “La ciudad colaborativa: innovación abierta en procesos de implicación ciudadana” de Urban social design.

El proyecto ha sido supervisado por Adolfo Chauton y cuenta con el apoyo de la Xarxa de Custòdia del Territori.

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario